Para tener en cuenta: Delitos de conducción – Conducción bajo la influencia de tóxicos

Alcoholemia

Debido al creciente número de coches en las rutas y calles, diríamos de muchos países del mundo, las cifras de accidentes viales, obviamente van de la mano con el crecimiento automotor.  Este es un tema para hablar largo y tendido.  Mucho no sabemos qué hacer a la hora de un accidente, ni siquiera que papeles pedir al otro conductor/es involucrados. Pero en este caso queremos hablar puntualmente de la conducción temeraria.

 

La conducción temeraria, es por ejemplo conducir a altas velocidades, cruzar un semáforo en rojo, estar bajo influencias de alcohol o drogas.

 

Hay muchísimos puntos del código penal y civil que no conocemos, incluso parte de nuestra póliza de seguro que desconocemos, por eso queremos aclararte algunos puntos por si eres de los que no respetan a rajatablas la ley, ya que puedes encontrarte en grandes problemas solo en cuestión de segundos, esto hablando de un accidente leve, cuando hay muertos, esto ya es otro tema.

 

Te aconsejamos como primera medida, que leas atentamente tu póliza de seguros. Por mejor compañía de seguros que tengas, hay exclusiones de cobertura, esto quiere decir que la compañía no se hará cargo de nada; por ejemplo en el caso de conducción con alcoholemia positiva, por lo tanto, quizás luego de una fiesta, termines en una comisaría y cuando salgas de ella, afrontar una demanda penal y otra civil, por haber cometido un delito de conducción bajo la influencia de tóxicos.

 

También, cuando uno conduce sin respetar los límites de velocidad permitida o bien cruzamos un semáforo en rojo, sabemos que podemos causar un desastre, pero en este caso, , la compañía responderá en la parte civil, pero afrontarás la demanda penal.

 

¿Si la compañía de seguros excluye la cobertura que pasará?

Tienes que afrontar todo solo, contratar un abogado, tanto en lo civil como en lo penal y resumiendo el tema, deberás tu resarcir económicamente a las víctimas por el daño cometido, ya sea por gastos médicos, daños psicológicos y lucro cesante (el dinero que perdió la victima por no poder trabajar), entre otros.

 

Además, de tener un castigo en la parte penal que esto varía desde horas de trabajo comunitario, talleres, hasta días de prisión efectiva.

 

En el caso que la compañía no presenta exclusión de cobertura, la misma afrontará la parte económica pero tú debes afrentar la parte penal.

 

Esto es claro, según el código penal del país en el que residas, pero no varía tanto, aunque sí lamentablemente, la velocidad con la que actúa la justicia.

 

Esperamos haberte aclarado un poco el panorama y que luego de leer este pequeño artículo, leas la póliza de tu seguro o busques más información sobre el tema, ya que también la victima de un conductor temerario, puede ser uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>